En este  primer contacto  con la  escuela, los  pequeños   maternales  de  2 a 3 añitos, los  acompañamos  con toda la calidez y el amor que requieren, siendo muy  conscientes de que  es  un momento  muy  delicado para los  niños  que  acaban  de  salir  de  su  ámbito  familiar, por  lo  que procuramos   que la  escuela sea como  una  continuación del hogar. Proporcionando  un  ritmo sano y un acompañamiento   respetuoso.

Fomentamos  el movimiento  para que  activen sus sentidos y tengan experiencias  con materiales naturales  en un ambiente  cálido y  acogedor.

Tenemos  un ritmo  de  trabajo  que  permite  que los  niños sientan seguridad   ya  que las  actividades  se  repiten  rítmicamente dentro  de  éste  horario,  los  niños  tienen  también  un descanso  que  se  prepara  llevándolos  a  sus  cunas  y  narrando  hermosos  cuentos apropiados  a su  edad. Trabajan  con la  tierra  sembrando  hortalizas y  cuidándolas.

La maestra  los  acompaña  en  su juego   para  que  los  niños  puedan  experimentar  con los  materiales .

Les damos  tiempo  para  crecer, observar, jugar y  descansar.

X