“Aquel que tenga hambre y sed de conocimiento como tiene hambre y sed física, puede llamarse antroposofo” quién se expresaba era Rudolf Steiner su creador, allá por los principios del siglo XX. Para él, uno debería poder coserse un botón,  cocinar, o arreglarse un zapato en la misma medida que meditar, estudiar y cultivar sus relaciones sociales

 

Y con esa comparación tan sencilla trataba de hacer asequible a cualquiera la comprensión de que lo invisible del ser humano ( su pensar y su sentir) no podía separarse de lo visible (su cuerpo).  El ser humano es pues una entidad integral cuyos múltiples aspectos están interconectados y de cuya correcta fluencia depende en gran medida su salud.

 

La antroposofía  puede ser vista como una acción social que surge en la Europa central del cambio de siglo en unos momentos donde la sociedad vive momentos de crispación histórica ( ambiente previo a la primera guerra mundial y revolución soviética),  crisis de valores motivadas por la revolución tecnólogica aplicada a los sectores básicos de la vida( agricultura, ganadería y artesanía) y por la consolidación del espíritu positivista y materialista en todos los campos del saber. En México corren los tiempos de la revolución mexicana, época de confusión, crisis y cambios convulsos.

Desde este punto de vista también la antroposofía se opone a la degradación de la relaciones humanas en las ciudades y al exceso de intelectualismo en todos los aspectos de la vida pública ( educación, bellas artes, medicina, etc..)

 

La preocupación de Rudolf Steiner por todos los aspectos de la vida y la cultura humanas le lleva a estar en conexión con el movimiento esotérico inglés, del cual él decide salir por considerarlo elitista y excesivamente dependiente de las figuras que lo lideraban. Antes de eso, en es nombrado secretario de la Sociedad Teosófica en Berlín, nombramiento que acepta con la condición de poder hablar sólo de aquello que el ha comprobado con su propia investigación espiritual.

 

Con la publicación de Teosofía en 1904, el hasta entonces considerado como joven y novedoso filósofo, historiador y científico da un paso decisivo al incluir lo suprasensible, la reencarnación del espíritu y el destino del ser humano en el ámbito cultural científico. La publicación de este libro donde el conocimiento que había estado velado en círculos ocultos se hace  asequible a cualquier persona sin importar su condición o clase social, es una  acción  que lo coloca en un lugar, aún más importante dentro de la vida cultural de su tiempo como un referente único, que une mundos que hasta ese momento habían permanecido separados, es  un acto valiente hacia la búsqueda de una verdadera renovación cultural por el cual fue criticado, cuestionado y admirado de maneras muy diversas.

“La antroposofía es un sendero de conocimiento que quisiera conducir lo espiritual en el hombre a lo espiritual en el universo. Es algo que surge del sentimiento y del corazón.” Con estas palabras Rudolf Steiner convoca al ser humano a partir de sus propias experiencias emocionales para recorrer el camino de su vida. Un camino que está guiado por el sentimiento y por la voluntad que subyace en él, como sumida en un sueño

Algo que quiere hacerse, algo práctico en la vida del ser humano.

 

La antroposofía son los pasos que muchos seres humanos han dado, dan y darán en pos de que el ideal cósmico sea una realidad en la tierra, algo que vibra dentro de cada ser humano como una  búsqueda y que puede realizarse”en pos de la transformación del ser humano que se acerca a la bondad, la belleza y la verdad.

X